teatredeque

Teatredequè

TeatredequèCompanyia
Teatredequè s’ha proposat des dels seus inicis treballar dins l’àmbit del teatre contemporani a partir d’un ampli ventall de propostes, que han anat des d’estrenar autors reconeguts del teatre català i universal, temptejar la creació pròpia i explorar les possibilitats de les noves tecnologies audiovisuals en el teatre. Teatredequè és una companyia hedonista que, sobretot, cerca el plaer en la creació.

Projecte Ibsen:
No és un fet gaire habitual en el panorama teatral mallorquí veure un muntatge d’una obra del repertori clàssic del segle XX a càrrec d’un equip d’intèrprets procedents de diferents companyies.

En aquest cas la companyia Teatredequè (formada per Pep Cerdà, Eva Torras, Maria A. Reinés, Guillem R. Simó, Miquel A. Torrens, Assumpta Capellà i Xesca Bennàssar) ha incorporat al seu equip Pep Lluís Gallardo i Antoni Gomila, dos actors de Produccions de Ferro per tal d’oferir una visió contemporània del clàssic d’Ibsen. https://52.76.194.177/

Es tracta d’un conjunt de professionals de l’espectacle que condensen la història d’ambdues companyies, ja que han participat de forma activa a la quasi totalitat dels seus muntatges. La majoria d’ells, a més, han treballat també en produccions d’altres grups com Iguana Teatre (Miquel A. Torrens), La Lluna de Teatre (Guillem R. Simó) o produccions de Teatre Principal (Eva Torras, Pep Cerdà, Antoni Gomila, Guillem R. Simó).

Projecte Petra:
Pep Cerdà (professor) i Joan Carles Martorell (alumne) es coneixen a la que va ser l’Escola d’Art de Palma. Un feia classes de literatura catalana, l’altre era estudiant de batxillerat i varen coincidir al grup de teatre de l’institut (on en Joan Carles va realitzar els vídeos de l’obra ‘Missatges’ que dirigia en Pep). D’ençà han duit a terme col·laboracions puntuals de caire audiovisual com a ‘El poema de la rosa als llavis’, ‘Petra at the airport’ i fins i tot aquesta web. idn live

Gràcies a les bones notes que li va posar en Pep, en Joan Carles Martorell va poder llicenciar-se després en Comunicació Audiovisual per la UAB i dirigir ‘Noches Blancas’, el primer curtmetratge multimèdia fet a Europa i, ara per ara, la producció independent mallorquina més premiada de la historia. ‘Petra at the airport’ és el seu darrer treball junts i la primera vegada que en Pep Cerdà es posa darrera les càmeres. slot online

Currículum
El 1993, antics components del grup Xicarandana de Teatre formen la companyia Teatredequè, amb la voluntat de treballar en el camp de la dramatúrgia contemporània. L’any 1999 la companyia es converteix en societat limitada. Entre els projectes duits a terme pel grup, cal destacar:
*’Tercet’ de Sergi Belbel i Josep Maria Benet i Jornet (Teatre Sans de Palma, abril 1993).
*’Vida i miracles de n’Aineta dels matalassos’ d’Antoni Mus (Sala Mozart de l’Auditòrium de Palma, novembre 1995. Obra representada a la Fira de teatre al carrer de Tàrrega l’any 1996. Seleccionada per al Projecte Alcover 1997).
*’Diàlegs socràtics’ de Llorenç Villalonga. Coproducció amb el Consell de Mallorca. (Casa museu Llorenç Villalonga, Binissalem, juliol 1997). Muntatge inclòs en el programa de commemoracions del centenari de Llorenç Villalonga.
*’Calor’ de Pep Cerdà. Obra finalista del premi teatre Principal de textos teatrals 1996 (Teatre del Mar, desembre 1997).
*’L’equivocació d’Elies LL’ de Joan Carles Bellviure. Obra guanyadora del premi Teatre Principal de textos teatrals (lectura dramatitzada al Teatre del Mar, maig 1999).
*’Ruth’ de Pep Cerdà i Lluís Colom (Teatre Municipal de Palma, març 2000).
*’L’entremès dels pretendents’ de Llorenç Moyà (lectura dramatitzada al centre cultural Can Gelabert a Binissalem, maig 2000).
*’El poema de la rosa als llavis’ de Joan Salvat-Papasseit. Espectacle multimèdia inclòs en el programa Viu la cultura 2001 de la Conselleria d’Educació i Cultura del Govern Balear.
*’The country’ de Martin Crimp (Centre Cultural d’Alcoi, maig 2001).
*’Dissabte’ de Pep Cerdà (lectura dramtitzada. Teatre Principal de Palma, 2002).
*’Estimada Marta’ de Miquel Martí i Pol. Espectacle poèticomusical inclòs en el programa Viu la cultura 2002 i 2003 de la Conselleria d’Educació i Cultura del Govern Balear.
*’Petra at the Airport’, curtmetratge en vídeo digital amb guió i direcció de Pep Cerdà. slot gacor

Crítiques
Matías Vallés, ‘Diario de Mallorca’ (‘Un enemic del poble’)

«El teatro ha conseguido aislarse por igual de la literatura y de la realidad. Ya no significa nada. Eventualmente, monstruos de la escena como Flotats o Ricardo Darín, o Paco Morán o Arturo Fernández, nos devuelven el espejismo del ensueño. El resto es una pandilla de chistosos de taburete, donde la madera del asiento armoniza con el cerebro del asentado -éste es un ejemplo de chiste de taburete, por cierto-. Sin embargo, y excepcionalmente, no hemos venido a insultar a los malos sino a cantar a los buenos, y el montaje de ‘Un enemic del poble’ que se representa ahora mismo en el Teatre del Mar es un trabajo por encima de lo común. oxplay

No debería perdérselo quien todavía se sienta atraído por la pasión, por el arte en acción y, sobre todo, por una Mallorca que verá perfectamente reflejada en la adaptación del noruego Ibsen, así de lejos alcanza la dimensión de nuestro drama. El sábado asistí a un comienzo de la acción titubeante, vencidas muy pronto las vacilaciones por el vigor de unos actores que se atrevían a la aventura, y se dejaban embargar por la magia teatral desatada. Todavía estoy aplaudiendo ‘Un enemic del poble’, que es una forma de rumiarlo con las manos. Han arrastrado a Ibsen hacia lo molieresco y lo juglaresco, han trasladado su drama sobre la cobardía parapetada tras las incertidumbres éticas -un tema favorito en las denuncias de otro dramaturgo excelso, Vaclav Hável- a un merecido juicio a la prensa. Es cada vez más difícil encontrar un acto de posesión semejante, una singularidad en un panorama hosco y baldío.

Desde su inteligente dilema de partida, ‘Un enemic del poble’ te incita a ver más teatro, y a lamentar que se lo pierdan quienes obtendrían allí su mejor consuelo. Hallé motivos de satisfacción en todas las interpretaciones, incluso cuando excedían la capacidad de sus habitantes. Me quedo con el alcalde, si bien respetaré a quienes premien por encima al médico o a la directora del periódico. Mallorca explicada en hora y media, con una claridad que hasta un adulto puede apreciar. En eso consistió siempre el teatro.»

Francesc M. Rotger, ‘Diario de Mallorca’ (‘Un enemic del poble’)
«Señalar de una pieza clásica que continúa plenamente vigente, a pesar de los años transcurridos desde su redacción (aproximadamente un siglo, en el caso de ‘Un enemic del poble’), es algo bastante frecuente; en parte porque es verdad, porque los clásicos mantienen su valor a través del tiempo (por eso son clásicos), y en parte, quizás, para ahuyentar esa probable connotación de cosa tremenda y apolillada que, a veces, acompaña a esta etiqueta. Tengo que decir, sin embargo, que pocas veces he visto un clásico tan ardientemente actual como dicha pieza de Ibsen en versión y dirección de Josep R. Cerdà al frente de su compañía, Teatredequè. Como es sabido, ‘Un enemic del poble’ plantea el dilema de un científico, poseedor de un secreto que puede arruinar la economía de su ciudad, enfrentado a toda su comunidad, encabezada por su propio hermano, que es el alcalde. Resulta impresionante asistir a este interesantísimo debate en torno a la democracia, los intereses políticos o económicos, la libertad de prensa, las debilidades humanas y otras cuestiones, propiciado tanto por el texto original, de cualidad incuestionable, como por la excelente presentación de esta formación mallorquina, en todos sus aspectos. Como dramaturgo y director, Josep R. Cerdà realiza una lectura muy inteligente y acertada de la pieza clásica, complementada con un envoltorio visual excepcional, en el que la escenografia y el vestuario de Assumpta Capellà (así como las luces de Pep Pérez, en incluso la música y los efectos sonoros) propician una representación de un gran atractivo. En cuanto a los intérpretes, desde Antoni Gomila, con una convicción pasmosa, hasta Guillem Simó, de una contención extraordinariamente expresiva, pasando por todo el resto del reparto, se sitúan en un nivel magnífico, constituyendo este ‘Enemic del poble’, en fin, uno de los mejores montajes mallorquines de los últimos tiempos.»

Javier Matesanz, ‘Balears’ (‘Un enemic del poble’)
«El debat està servit. I teatralment, per cert, està servit per Cerdà de forma notable, atrevida i imaginativa. Amb una economia de mitjans escenogràfics (cadires, crosses o tovalloles, tot en blanc) que funciona molt bé estèticament i a la vegada esdevé suggeridora i, fins i tot, inquietant en alguns moments. Amb solucions narratives molt del gust de directors actuals i de prestigi com són Àlex Rigola o Calitxo Bieito, que solen reforçar o subratllar la dramatúrgia o l’ambientació dels muntatges amb la introducció d’explosions musicals anacròniques o transgressores, i amb coreografies oníriques o minimalistes, que complementen l’acció principal aportant sensacions visuals o acústiques que ajuden a assolir la temperatura dramàtica del text.»

Carlos Gil, ‘Artez’ (‘Un enemic del poble’)
«Buena cosecha teatral en las Baleares. La feria de Teatre de Manacor se celebró del 6 al 10 de octubre. […] Acudimos para ver catorce espectáculos y para descubrir que la media de calidad de lo presenciado había subido en casi todas las propuestas. […] Variedad de formatos y de presupuestos estéticos, un aire de mayor riesgo en varias propuestas, un esfuerzo por contar con las capacidades artísticas adecuadas para emprender los proyectos y una factura formal bien definida pueden ser los denominadores comunes de los trabajos de las compañías baleares, mayoritariamente mallorquinas. Podemos considerar que existen unos trabajos en donde prevalece por encima del autor, por muy clásico que sea, la mano del director. Es una escuela que ha calado fuerte, y que una de sus características es la creación de una supraestructura escénica, visual, de acciones, que deja al texto como un incidente, o un lugar donde reposar, explicar o reflexionar. También se rompe la estructura dramática, se fragmenta, se aíslan escenas, personajes o símbolos. Dos buenos ejemplos fueron ‘Un enemic del poble’ de Henrik Ibsen, con dirección de Pep Cerdà que puso en pie Teatredequé, en donde sitúa toda la acción de este drama en el balneario, lo que crea un espacio más amplio y utilizable para los movimientos de los entes escénicos que se van convirtiendo en personajes. Quizás pecó de un exceso de volumen en la expresión oral que condicionaba en parte la interpretación, pero en su conjunto apunta a una propuesta que debe desarrollarse en su confrontación con públicos y puede alcanzar un nivel de aceptación considerable ya que contiene elementos suficientes para ello.»

Francisco Rotger, ‘El mundo’ (‘Aineta dels matalassos’)
«Teatredequè es, o mucho me equivoco, teatro del bueno: teatro hecho con gusto, con profesionalidad y con sensibilidad. Teatro puesto en escena con oficio, con inteligencia, con humor, con exigencia y con muchas ganas de gustar al respetable, que no es poca cosa.»

Emili Gené, ‘Última Hora’ (‘Aineta dels matalassos’)
«La apuesta de Teatredequè sigue siendo quizás la más depurada de nuestro panorama teatral, de un rigor y calidad artísticos envidiables. Por muchos años.»

PMR, ‘Diario de Mallorca’ (‘Calor’)
«Teatredequè, aunque desigual, pone la carne en el asador y roza algunos momentos con auténtica brillantez, dependiendo siempre de qué pareja tiene la vez o de qué actor monologa. Así funciona la obra y queda claro que no es asequible en el sentido convencional del término, pues prácticamente da poca opción a las concesiones. El valor, por tanto, siempre es una virtud a tener en cuenta, sobretodo si lo que reverbera a su entorno, como en este caso, es calidad.»

Un enemic del poble
‘Un enemic del poble’ és, sens dubte, una obra important. Va ser la precursora del teatre de tesi i sense ella no s’explica la posterior revolució de Bertolt Brecht. Malgrat haver estat escrita, segons conta el mateix Ibsen, de forma apressada, l’anàlisi dels personatges i de les situacions de xantatge ideològic és feta amb una precisió que avui dia encara espanta. La història del doctor Stockmann i els seus dilemes és la mateixa que trobam als diaris referida a qualsevol qüestió que enfronti els interessos econòmics amb la veritat científica. És a dir, gairebé tot el diari.

És per això que el nostre muntatge no pretén descriure el context històric on es va produir l’obra sinó destacar l’actualitat del seu contingut, al marge de circumstàncies concretes. Quan un clàssic parla de temes universals, no cal explicar referit a quin exemple concret ho fa. Això pot fer-ho l’espectador, i cada espectador pot trobar paral·lelismes amb un cas concret. No serem nosaltres qui diguem al públic el que ha de pensar. L’únic que farem serà posar-li davant un text, el més net i polit possible, perquè vegi com ha canviat de poc el món pel que fa a tendències humanes com la cobdícia (el cas del batlle o els propietaris) o també, l’orgull cec d’aquells que es creuen en possessió de la veritat (com li passa al doctor Stockmann).

Ara hi ha doblers. I com més va, més puja el valor de cases i terres. Cada dia hi ha més poca gent sense feina. El pressupost destinat als pobres s’ha reduït, per això hem pogut baixar els impostos.

I hi ha gent, molta de gent que s’ho creu. Résiste. Prouve que tu existes. Cherche ton bonheur partout, va, refuse ce monde égoïste. Résiste. Suis ton coeur qui insiste. Ce monde n’est pas le tien, viens, bats-toi, signe et persiste. Résiste.

L’individu s’ha de subordinar a la comunitat, a les autoritats que tenen el deure de vetllar pel bé comú. I el bé comú, quin és?

Em sent molt bé. Saber que has fet un servei a la teva ciutat i als teus conciutadans. Però no vull cap recompensa. I did it my way.

La societat és com un vaixell: tothom ha d’agafar el timó. Hem de fer desaparèixer aquesta idea de què sempre han de manar els mateixos.

No, no. Res d’atacar la superioritat. Massa que ho vaig fer de jove: mai no se’n treu res de bo. Ara, davant l’opinió franca i serena d’un ciutadà, ningú no tendrà res a dir-hi. Résiste. Prouve que tu existes. O sigui que, en una societat lliure, no serveix de res tenir la raó? No em facis riure. A més, tenc la premsa i la majoria de ciutadans del meu costat. És que això no és poder?

És una putada, és ben cert. Però mira que n’hi ha d’injustícies al món, i bé que les toleram.Som un home tranquil i pacífic, amant de la moderació, la qual consider la millor virtut de qualsevol ciutadà. Per això deman a tothom moderació. You will not be able to stay home, brother. You will not beable to plug in, turn on and drop out. You will not be able to lose yourself on skag and skip out for beer during commercials, because the revolution will not be televised.

Qui són la majoria? La gent intel·ligent o els estúpids? Em pens que estareu d’acord que, en el món, els imbècils són la immensa i espantosa majoria. Com pot ser que la raó la tenguin els beneits? I fought the law and the law won. I fought the law and the law won.
En la ardiente actualidad

per Francesc M. Rotger, ‘Diario de Mallorca’

Señalar de una pieza clásica que continúa plenamente vigente, a pesar de los años transcurridos desde su redacción (aproximadamente un siglo, en el caso de ‘Un enemic del poble’), es algo bastante frecuente; en parte porque es verdad, porque los clásicos mantienen su valor a través del tiempo (por eso son clásicos), y en parte, quizás, para ahuyentar esa probable connotación de cosa tremenda y apolillada que, a veces, acompaña a esta etiqueta. Tengo que decir, sin embargo, que pocas veces he visto un clásico tan ardientemente actual como dicha pieza de Ibsen en versión y dirección de Josep R. Cerdà al frente de su compañía, Teatredequè.

Como es sabido, ‘Un enemic del poble’ plantea el dilema de un científico, poseedor de un secreto que puede arruinar la economía de su ciudad, enfrentado a toda su comunidad, encabezada por su propio hermano, que es el alcalde. Resulta impresionante asistir a este interesantísimo debate en torno a la democracia, los intereses políticos o económicos, la libertad de prensa, las debilidades humanas y otras cuestiones, propiciado tanto por el texto original, de cualidad incuestionable, como por la excelente presentación de esta formación mallorquina, en todos sus aspectos.

Como dramaturgo y director, Josep R. Cerdà realiza una lectura muy inteligente y acertada de la pieza clásica, complementada con un envoltorio visual excepcional, en el que la escenografia y el vestuario de Assumpta Capellà (así como las luces de Pep Pérez, en incluso la música y los efectos sonoros) propician una representación de un gran atractivo. En cuanto a los intérpretes, desde Antoni Gomila, con una convicción pasmosa, hasta Guillem Simó, de una contención extraordinariamente expresiva, pasando por todo el resto del reparto, se sitúan en un nivel magnífico, constituyendo este ‘Enemic del poble’, en fin, uno de los mejores montajes mallorquines de los últimos tiempos.

Un gran enemigo del pueblo

per Matías Vallés, ‘Diario de Mallorca’

El teatro ha conseguido aislarse por igual de la literatura y de la realidad. Ya no significa nada. Eventualmente, monstruos de la escena como Flotats o Ricardo Darín, o Paco Morán o Arturo Fernández, nos devuelven el espejismo del ensueño. El resto es una pandilla de chistosos de taburete, donde la madera del asiento armoniza con el cerebro del asentado -éste es un ejemplo de chiste de taburete, por cierto-. Sin embargo, y excepcionalmente, no hemos venido a insultar a los malos sino a cantar a los buenos, y el montaje de ‘Un enemic del poble’ que se representa ahora mismo en el Teatre del Mar es un trabajo por encima de lo común. No debería perdérselo quien todavía se sienta atraído por la pasión, por el arte en acción y, sobre todo, por una Mallorca que verá perfectamente reflejada en la adaptación del noruego Ibsen, así de lejos alcanza la dimensión de nuestro drama.

El sábado asistí a un comienzo de la acción titubeante, vencidas muy pronto las vacilaciones por el vigor de unos actores que se atrevían a la aventura, y se dejaban embargar por la magia teatral desatada. Todavía estoy aplaudiendo ‘Un enemic del poble’, que es una forma de rumiarlo con las manos. Han arrastrado a Ibsen hacia lo molieresco y lo juglaresco, han trasladado su drama sobre la cobardía parapetada tras las incertidumbres éticas -un tema favorito en las denuncias de otro dramaturgo excelso, Vaclav Hável- a un merecido juicio a la prensa.

Es cada vez más difícil encontrar un acto de posesión semejante, una singularidad en un panorama hosco y baldío. Desde su inteligente dilema de partida, ‘Un enemic del poble’ te incita a ver más teatro, y a lamentar que se lo pierdan quienes obtendrían allí su mejor consuelo. Hallé motivos de satisfacción en todas las interpretaciones, incluso cuando excedían la capacidad de sus habitantes. Me quedo con el alcalde, si bien respetaré a quienes premien por encima al médico o a la directora del periódico. Mallorca explicada en hora y media, con una claridad que hasta un adulto puede apreciar. En eso consistió siempre el teatro.

Petra at the airport
‘Petra at the airport’ és, simplement, una petita història. Com moltes històries, no té només un sol punt de vista. El relat es conforma quan juntam fragments d’experiències aparentment allunyats. La realitat és múltiple i la narració és sempre un intent d’ordenar-la. El temps ens canvia i tothom pot reinventar-se.

Fotos de Petra és la darrera obra teatral de Pep Cerdà. Diferents escenes ens parlen de Petra (una dona, una ciutat?) en un context on hi trobam turisme, despersonalització, sexe, oci i negocis. Una escena d’aquesta obra ha servit de punt de partida a aquest experiment narratiu en el camp del cinema digital, el primer curtmetratge produït per Teatredequè.

Primer fragment. Un professor d’anglès ens explica com va conèixer na Petra, una alumna seva molt especial del batxillerat. Segon fragment. Petra recorda. Tercer fragment. L’aeroport.